Oración


Cuando tu oración refleje la sincronía perfecta entre lo que crees, lo que piensas, lo que dices, lo que sientes y lo que vives; antes de que clames, ya Dios te habrá dado su respuesta.

Vive tu oración, y hallaras contestación.

"Antes de que llamen les responderé, y antes que terminen de hablar habrán sido atendidos". Is 65.24


Entradas destacadas