Buscar
  • por Enrique Feliz

Hacia una cuaresma viva. Que trascienda de la mente al corazón


La auténtica vida espiritual es un reto, y en esta vida lo que nos nos reta nos resta. Para Jesús el reto más duro y difícil fue el de la cruz, por eso la Cuaresma es el tiempo litúrgico más fuerte, porque la misma nos remite a su dolorosa crucifixión, muerte, y victoriosa resurrección. Experimentar esta Cuaresma de adentro hacia afuera, de una manera vivencial y no simplemente como una jornada anecdótica que se pierda en los laberintos de la mente, constituye el reto, el gran desafío que Jesús nos lanza desde la cruz. Aceptar este reto por Cristo, con él y en él, viene a ser lo más productivo que puede hacer el alma que anhela crecer y progresar en su camino. Procuremos pues, darnos la oportunidad de tener una Cuaresma viva que trascienda la mente y llegue al corazon. Que no nos conformemos tan solo con repetir los fríos conceptos de sacrificio, oración, ayuno, ofrenda, conversión, o como dice el chistecito del borracho: "lo mismo del año pasado." Aquello que sabe la mente pero que el corazón no se ha enterado, es porque no ha echado raíces en nuestro ser. Y el único modo de que el corazón lo sepa es viviéndolo. La iglesia como Madre y Maestra insiste en el sacrificio, no porque Dios lo necesite de nosotros, sino porque los mismos forman parte de la disciplina espiritual que necesitamos para poder levantarnos victoriosos con Cristo. Se nos dice también que la Cuaresma es un tiempo propicio para orar. San Agustín de Hipona nos da buenas razones para ello: "El orante ha de saber que es Dios el que se adelanta y comienza a orar en nosotros cuando nos disponemos para la oración.......Es Dios la casa del orante, y la oración es la que nos lleva a ella." Quien pueda entender esto no querrá parar de orar. El Tentador que conoce muy bien nuestras debilidades, trabaja 24/7 con el bajo propósito de intoxicarnos espiritualmente, y sabrá aprovechar la más mínima ocasión para hacernos caer. Es por ello que la iglesia nos manda a ayunar, ¿pero a ayunar de qué? De criticar, envidiar, juzgar, condenar, indiferencia, frialdad, apatia, rencor, de pensamientos limitantes de enfermedad y escasez, y de de todo hábito pernicioso que nos aleje de Dios. Una Cuaresma viva no es aquella de la que esperamos sacar algo, sino la que saca lo mejor de nosotros. Es por ello que en este tiempo litúrgico la iglesia nos insta a ofrendar, a darnos de corazón por amor a Cristo. ¿Y qué es lo que tú yo podemos dar? A Dios le agrada que demos básicamente de las tres T: De nuestro tiempo, de nuestro talento, y de nuestro tesoro, o más bien del fruto de nuestro trabajo. Nuestro lema arqudiocesano del año reza: "Quien se forma y participa a la iglesia vivifica." Esto nos ayuda a entender mejor por qué en este tiempo se nos llama también a estudiar. A estudiar la palabra de Dios porque en ella él mismo se nos revela. Y en ese contexto veámoslo de la siguiente manera: ESTUDIOS (ES TU DIOS). En resumidas cuentas, esta puede llegar a ser una Cuaresma viva en la medida en que, dado su carácter sagrado, la asumamos como un intervalo de penitencia purificadora, tiempo de reflexión y conversión; una jornada marcadamente liberadora si nos disponemos a profundizar en el conocimiento del Dios que es Verdad. "Y conocerán la Verdad y la Verdad les hará libres". Juan 8:32 Concédenos Señor que podamos vivir una Cuaresma verdadera, que lleguemos a comprender que la vida espiritual es progresiva para no quedarnos estancados; profunda para que no naufraguemos encallados en los arrecifes de su superficie; hermosa para no privarnos de su belleza; fascinante para que no caigamos en el aburrimiento ni en la monotonía; y productiva para que no seamos como la Higuera estéril. Que este periodo cuaresmal marque un antes y un después en nuestras vidas, familias, comunidad, y en nuestra iglesia, y que la misma nos sirva para aprender a vivir de acuerdo a tu ideal de perfección y santidad. Amen.

#cuaresma #EnriqueFeliz #Diios #mente #corazón #trascender #trascienda

3 vistas
Síguenos
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Google+ - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2019 Enrique Féliz - Todos los derechos reservados