Buscar

Como una moneda devaluada sería la palabra sin la acción

“No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica”. Santiago 1, 22 Para quienes amamos el conocimiento y la sabiduría que viene de lo alto, pocas cosas nos resultan más gratificantes que leer o escuchar la palabra de Dios. Sin embargo, aún en esta bendita afición, podríamos correr el riesgo de caer en la tentación de atascarnos en su disfrute sin atrevernos a pasar al terreno de la acción. Y es que la palabra de Dios produce deleite, alimenta, sana, vivifica, ilumina, da paz y mucho más. Mas esta no se nos ha dado para nuestro individual consumo egoísta, sino para que la hagamos carne, incorporándola a nuestra manera de ser, para vivirl

Síguenos
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Google+ - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2019 Enrique Féliz - Todos los derechos reservados