Buscar

El fascinante Amor del Padre. Para nuestra basta una glándula

Entre los diferentes atributos de Dios sobresale el de Padre, que de hecho figura como la primera persona de la Santísima Trinidad. Jesus se encargó de revelárnoslo, de dárnoslo a conocer como Padre suyo, tuyo y mío. Y para que nunca lo olvidáramos nos dejó como imborrable legado la perfectísima oración del Padre Nuestro. Padre porque es fuente y principio de toda vida; el Creador. Padre porque prevé y provee de manera satisfactoria para las necesidades de toda su creación. Fíjese usted que en su inmenso amor tuvo la santa precaución de manifestar al ser humano sólo cuando ya había creado toda la infraestructura de apoyo vital para nuestra sobrevivencia: sol, tierra, agua, aire, árbo

Hacia una cuaresma viva. Que trascienda de la mente al corazón

La auténtica vida espiritual es un reto, y en esta vida lo que nos nos reta nos resta. Para Jesús el reto más duro y difícil fue el de la cruz, por eso la Cuaresma es el tiempo litúrgico más fuerte, porque la misma nos remite a su dolorosa crucifixión, muerte, y victoriosa resurrección. Experimentar esta Cuaresma de adentro hacia afuera, de una manera vivencial y no simplemente como una jornada anecdótica que se pierda en los laberintos de la mente, constituye el reto, el gran desafío que Jesús nos lanza desde la cruz. Aceptar este reto por Cristo, con él y en él, viene a ser lo más productivo que puede hacer el alma que anhela crecer y progresar en su camino. Procuremos pues, darnos

Síguenos
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Google+ - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2019 Enrique Féliz - Todos los derechos reservados